Las horas pasan y la espera por el fallo de la Superfinal se hace eterna. Mientras tanto, el plan que venían pensando aquí, en Luque, de llevar la final de la Copa Libertadores a Doha (Qatar) perdió fuerza en las últimas horas. ¿Y ahora? La Conmebol se transformó en un reino de operaciones, que sigue recibiendo ofertas de varios lados, pero no sabe dónde llevar la definición del certamen más importante del continente. Lógicamente, la oferta económica de los qataríes es muy buena. Pero la oposición que produjo la filtración de ese negocio le hizo retroceder varios casilleros. La lejanía, la frialdad que tendría la definición en esa ciudad y, además, el hecho de que Qatar Airways sea el sponsor de Conmebol y también de Boca le hizo perder fuerza a la candidatura de Doha como sede del River-Boca más esperado de los últimos años. “Quieren evitar los costos políticos. Si gana Boca, dirán que estuvo arreglado por su sponsor. Si pierde, será una situación incómoda para Qatar porque se verá vencido el equipo que lleva su sponsor en la camiseta en su propio territorio”,

Por otro lado, también manifiestan que la empresa que cuenta con los derechos televisivos se oponía a que sea asignada Doha como sede. Por eso, volvió a tener chance la opción de jugar el Superclásico en Miami. Aunque también desde España cuentan que ofrecieron el Santiago Bernabéu y el Camp Nou. Precisamente, el estadio del Real Madrid es el que más fuerza tomó en las últimas horas en los pasillos del organismo sudamericano, cuyo edificio está ubicado frente al hotel Bourbon.

River-Boca una superfinal sin fecha

Además, el alcalde de Medellín ofreció al Atanasio Girardot y desde Brasil hubo comunicaciones para trasladar la final allí. Y aunque la Confederación Brasileña piensa que deberían darle por ganada la Copa a Boca, se ofrece para llevar la final. Río de Janeiro (estadio Maracaná), Belo Horizonte (el Mineirao) y Porto Alegre se prendieron en esta puja. ¿Alguien ofrecerá alguna sede más? ¡De locos! 

En el medio de todo esto, trascendió un llamado de Mauricio Macri a Alejandro Domínguez, titular de la Conmebol, para que el partido se juegue en la Argentina. Habría recibido un “no” rotundo como respuesta. Ante esa negativa, cuentan que el presidente argentino se reunirá con el de la FIFA, Gianni Infantino, cuando se encuentren en Buenos Aires por la cumbre del G20 para hacerle la misma solicitud.  ¿Podrá Macri torcerle el brazo a Domínguez que no quiere saber nada con que la final se juegue en la Argentina?

Mientras tanto, el fallo aún no salió. Y no se sabe bien cuándo saldrá. Boca ya envió los papeles de su réplica tras el descargo que hizo River. Y ahora sí, ya está. Se terminó el juego de los abogados y luego de este paso procesal, que es habitual de acuerdo a la explicación que dieron los dirigentes del ente que tiene su sede en Luque (Paraguay), los tres miembros de la Unidad Disciplinaria -Eduardo Gross Brown, Cristóbal Valdés y Amarilis Belisario- comenzarán a deliberar y habrá que estar atentos a la publicación de su resolución en la página de la Conmebol. ¿Será este jueves? ¿O el viernes? ¿O puede estirarse hasta el sábado?

El Tribuna está compuesto por cinco integrantes, pero para este caso particular fue apartado el argentino Hernán Pirota (puesto por Angelici en mayo de este año) y quedó al margen “por sorteo” el brasileño Antonio Carlos Meccia.

Boca insiste en que tiene pruebas contundentes como para que lo proclamen campeón sin jugar el partido, mientras que en River afirman que no eso no tiene sustento válido desde lo legal. Y si el fallo es favorable a que se juegue, ¿habrá cambiado su postura Daniel Angelici o irá hasta las últimas consecuencias, recurriendo no solo al Tribunal de Apelaciones de la Conmebol sino también al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS)?

Al margen de que nunca hay que fiarse con las decisiones de la Conmebol, los caminos conducirían a que el Tribunal de Disciplina fallaría en favor de que se juegue el encuentro y le aplicaría la máxima multa económica (400 mil dólares) a River más un castigo de hasta tres encuentros sin público en el estadio Monumental para las futuras competencias.

¿Dónde se jugaría el partido? Está por verse. Mientras tanto en la Conmebol sigue el desconcierto. Y sea cual sea la decisión, Alejandro Domínguez parece estar encerrado en un laberinto y complicado en el terreno político.

La sede estuvo iluminada por luces verdes este miércoles por la noche en homenaje a las víctimas de la tragedia del Chapecoense en Medellín, de la que se cumplieron dos años. Pero a los familiares, que siguen buscando respuestas, les dieron la espalda.

DIRECTO REAL MADRID, HD SIN CORTES!

Deja un comentario